Creative Commons License
blog ftelemark "pildoras de telemarketing" is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 España License.
Based on a work at ftelemark.blogspot.com. Add me to Skype

lunes, 3 de septiembre de 2007

DESLOCALIZACIÓN: PERO, ¿CUÁL DEMONIOS ES LA PREGUNTA?


Según un artículo publicado en la revista australiana Computerworld, el 60% de las compañías que emprenden procesos de deslocalización fallan en sus cumplir sus expectativas operacionales y de ellas, el 34% tampoco cubren sus expectativas de ahorro en costes.

El motivo fundamental de este fracaso radica en que las empresas tienen una visión miope sobre la deslocalización, en el sentido de que sólo lo ven como un medio de recortar costes –fundamentalmente laborales – en el corto plazo. Según el estudio, las compañías buscan esa reducción de costes en lo laboral, pero manteniendo las mismas estructuras organizativas que en el país de origen. Es decir, que si algo funciona manifiestamente mal en, por ejemplo, España, pues dicho modelo se traslada a Colombia sin analizar si los costes de ese mal desarrollo no pueden recortarse mediante una reorganización interna. A medio y largo plazo lo que provoca es que haya dos focos de “inestabilidad organizacional”, separados por miles de kilómetros.

En definitiva, genial.

Tal y como dice un ejecutivo de la consultora que llevó a cabo el estudio, y traduzco a mi libre albedrío, que no tengo el inglés para muchos trotes: ….”el estudio demuestra claramente que para llevar a cabo una estrategia sustancial de reducción de costes, se necesita mucho más que ir a la India a por call centers baratos”. Cambiáis la India por algún país de Hispanoamérica y ya tenemos la versión española.

La reducción sostenida y sustancial de costes depende de una amplia variedad de factores como la optimización de los procesos del negocio, la estrategia de la organización, las nuevas tecnologías aplicadas de manera intensiva, el soporte a la tecnología y la estrategia y un cambio en la cultura organizativa. Eso es lo que las empresas deberían explorar de manera intensiva antes de poner la vista en el extranjero.

La deslocalización puede ser parte de la estrategia de la empresa pero necesita ser contemplada en el contexto de otras oportunidades de desarrollo y organización. No puede implicar ser la bala de plata para el Coste-Lobo.

A veces se da el caso (tomad nota por favor), de que las compañías obtienen beneficios más altos de deslocalizar operaciones de media – alta complejidad, como por ejemplo los mantenimientos o adquisiciones de redes y equipamiento tecnológico, que de otras operaciones de menor complejidad, como por ejemplo, la atención al cliente. Esto último debe ser en las empresas anglosajonas, porque lo que es aquí……

Además, es otra manera de trasladar inestabilidad a otros países, donde en un horizonte de tiempo relativamente cercano, se reproducirán las mismas situaciones y los mismos vicios, lo que a su vez repercutirá en que los teleoperadores de esos países se encontrarán con lo mismos problemas con los que actualmente se encuentran los españoles, volviendo a la situación de partida.

Al final de todo, ¿qué ratón le pone el cascabel a este gato?.

No hay comentarios: